Envío GRATIS en compras sobre $50.000
Para muchos las reglas básicas de maridaje del vino son bastante familiares: vinos tintos para acompañar platos de carnes rojas y vino blanco para los mariscos, carnes blancas o platos vegetarianos. Pero… ¿y qué pasa con el té? Con una amplia gama de sabores y texturas, el té ha demostrado ser un complemento ideal para todo tipo de comidas y bocados que, al igual que el vino, mejora la experiencia al degustar un plato resaltando sus sabores, y viceversa. Aquí te invitamos a conocer los alimentos que mejor combinan con los distintos tipos de té.

 

No cabe duda que en el mundo del té existe un sinfín de variedades, sabores y aromas que despiertan nuestros sentidos y conquistan nuestras papilas gustativas. Sin embargo nos atreveríamos a decir que, hasta que no hayas probado un té con su complemento ideal en un plato de comida o bocado, no habrás experimentado el verdadero viaje culinario que esta bebida tiene para ofrecer.

Se podría decir que cada té cuenta una historia y que, así como una copa de buen vino puede resaltar los sabores de un plato –y viceversa-, lo mismo ocurre con los tés.  Así lo especifica el Consejo de Té del Reino Unido: “La Academia de Alimentos y Vino (Academy of Food & Wine)  ha descubierto que al combinar ciertos tés con alimentos específicos y, en algunos casos, con vino, no sólo se mejora el sabor de la comida y el vino, sino que se destaca la calidad específica del té”.

Si bien en Oriente se ha bebido té con sus principales platos de comida hace milenios, sólo hace pocos años esta práctica de maridaje con té comenzó a llamar la atención del mundo gastronómico alrededor del mundo. Hoy es cada vez más común ver preparaciones que incluyen distintas variedades de té en sus recetas e incluso algunos restaurantes han contratado los servicios de tea sommeliers, para armar una carta de maridaje con los tés que mejor complementen los platos en su menú.

Así que hoy queremos invitar a todos los tealovers a llevar su experiencia gastronómica junto al té al siguiente nivel y a sentir las distintas notas de sabor que son reveladas al combinar ciertos alimentos con las distintas variedades de esta bebida milenaria.

Tres simples reglas al momento de combinar tés y alimentos

  1. El té ha evolucionado durante miles de años como una bebida para acompañar las comidas y por ende, ha evolucionado junto con la cocina local. Entonces una buena forma de identificar cuáles podrían ser las mejores combinaciones entre el té y los alimentos, es mirar el tipo de cocina de una región determinada y combinarla con un té de la misma región. Así por ejemplo, los tés verde japoneses como el Sencha o Genmaicha se complementan muy bien con los mariscos. El arroz y los distintos tipos de té verde también se asocian muy bien naturalmente.
  2. Cuando tengas un plato en mente y quieras elegir un té para maridar, considera el peso de los sabores del plato y piensa en qué tipo de té tiene una intensidad equivalente en sabor. Con esto en mente, por ejemplo, podrías combinar un té verde con algún tipo de pescado blanco o un té negro con carnes rojas, pero no deberías combinar un té blanco con un curry, ya que las delicadas notas de sabor del té blanco se perderían con los fuertes e intensos sabores de las especias en el curry.
  3. Una buena forma de resaltar los sabores de un té y plato de comida, es elegir tés con notas de sabor similares al plato que has elegido. Por ejemplo, el té verde Gyouro (de Japón) tiene notas de sabor marinas y vegetales, por lo tanto se asocia bien con platos de pescados blancos o vegetales. Para identificar las notas de sabor en un té, puedes guiarte con la rueda de aromas diseñada por la Asociación Internacional de Tea Masters (basada en la rueda de aromas de los vinos).

Combinaciones sencillas que no fallan

©Teart

Los tés negros, como el Assam, combinan muy bien con alimentos como el chocolate o cacao, frutas o comidas grasosas. ©Teart

Aquí te dejamos algunas combinaciones ideales para que inicies tu experiencia culinaria de maridaje con tés:

Té negro: Su sabor robusto y dominante combina excelentemente con alimentos llenos de sabor como carnes (de vacuno, cordero, venado, etc.), curris, platos contundentes de pasta como la lasaña, pasteles y chocolate.

Pu-Erh: Combinan bien con pollo y carnes rojas, preparaciones salteadas y cualquier alimento alto en aceites y grasa.

Té blanco: Su licor claro de sabor suave y refrescante puede ser un excelente puente entre platos, funcionando como un sorbete que limpia el paladar de sabores. También combina bien con alimentos livianos como el pescado blanco (ej. róbalo o lubina), ensalada de pepinos, quesos suaves como el camembert y postres como la panna cotta.

Oolong: Es mejor considerar los tés Oolong ligeramente oxidados como té verde al hacer un maridaje, ya que se pueden preparar más fuertes y aun así seguirán siendo más suaves que muchos tés verdes. Este tipo de tés (como el Pouchong Ching Fung y el Nantou Oolong) tienen mayor dulzura ya que el licor tiene más cuerpo. Van muy bien con ostiones –o vieiras–, langosta y otros mariscos. En cambio aquellos Oolong con mayor grado de oxidación o profundamente oxidados, que por lo general tienen un sabor y aroma tostado, combinan mejor con alimentos hechos a la parrilla, pato, vegetales asados o panqueques con jarabe de maple.

Té verde: Sus notas de sabor terrosas y vegetales combinan bien con platos vegetarianos, ensaladas, curry verde suave, platos ligeros de pollo, sushi, platos de arroz y pescado.

 

Algunas variedades de té y sus alimentos aliados

  • Assam: Carrot cake o pastel de zanahoria, chocolate, huevos, tostadas, cereales, frutas, champiñones, comida mexicana, salmón, quesos de sabor fuerte, carnes rojas.
  • Ceylon: Comida picante, carne de vacuno, cordero, jamón y pollo, huevos, sándwiches (de pepino o tomate), preparaciones dulces con miel, frutas, queso cheddar maduro.
  • Earl Grey: Quesos fuertes (como un Red Leicester), pescado, pasteles, chocolate, crème brûlée.
  • Chai masala: Comida india como samosas o pakoras, helados, productos horneados, arroz, avena, chocolate, pan.
  • Té verde Gunpowder: Alimentos hechos a la parrilla, pollo a la plancha, pavo, papas, salteados.
  • Blends de tés verdes frutales: El mejor maridaje para los tés verdes afrutados son el pollo, pavo, pasteles sin azúcar, paninis, pan de trigo integral, ensaladas de frutas, sándwiches.
20% dcto
Para la próxima
50% dcto
¡Mala suerte!
10% dcto
Para la próxima
20% dcto
¡Mala suerte!
0% dcto
30% dcto
¡Casi!
15% dcto
Gira la ruleta y gana con Teart!

Ingresa tu email y nombre y prueba tu suerte. ¡Esta es tu oportunidad de conseguir fabulosos descuentos!

Nuestras reglas:

  • - Tienes 1 hora para cobrar tu premio
  • - Puedes jugar sólo 1 vez
  • - Solo mails no registrados y verdaderos son admisibles
Llevas
¡No hay productos en el carrito!
Continuar comprando
0

🚚 Recuerda que por compras igual o superiores a $50.000 el despacho es GRATIS

 

 

  Hola! Notamos que añadiste nuestros Infusores Biodegradables a tu carrito de compras.

 

  Estamos super contentos con eso, pero creemos que pueden haber OPCIONES MÁS CONVENIENTES, por ejemplo:

 

  Por $2.500 adicionales te puedes llevar el Pack Kandinsky, que incluye 100 Infusores Bio. + 1 Pouch de Té + 1 Mugclip
  Por $10.000 adicionales te puedes llevar el Pack Kusama, que incluye 100 Infusores Bio. + 4 Pouches de Té

 

  Para que lo tengas en cuenta 😉

 

blank    blank